En estas vacaciones prepárate para descansar, salir de viaje, realizar actividades nuevas y recreativas y olvídate un poco de la monotonía. 

Pero, también es un periodo en el que quizá comamos en mayores cantidades y en diferentes horarios a los que regularmente estamos acostumbrados, lo que nos puede llevar a aumentar de peso. Sin embargo, ¡es posible disfrutar de tus vacaciones comiendo rico y sano!

En esta oportunidad hablaremos de hábitos saludables y alimentarios y algunas recomendaciones para que estas vacaciones las disfrutes al máximo y regresar a casa sin kilos de más que puedan afectar nuestra salud y autoestima.

Desayuna Siempre

El desayuno es el alimento más importante del día. ¡Un buen desayuno ayuda a mantenernos con energía y libre de ansiedad!

Bebe sufiente agua

Es importante mantenernos hidratados en esta temporada de calor. Si no te gusta el agua natural, puedes agregar rodajas de limón o de pepino. ¡Te sentirás de mejor humor y con energía!

Realiza pequeñas colaciones entre las comidas principales

¡Una excelente idea es llevar contigo un mix de nueces, almendras y arándanos! Te ayudarán a mantener tus niveles de energía y a comer menos en tu siguiente comida.

Modera tu consumo de alcohol

Una buena idea es alternar tu bebida favorita con agua mineral con limón. ¡Beberás menos alcohol, ahorrarás calorías y estarás hidratado y con menos resaca al día siguiente!

Antes de poner algún alimento en tu plato recorre la zona de buffet

¡Una muy buena idea es dar un vistazo a los alimentos que ofrece el buffet y escoge aquellos que más te gusten en cantidades moderadas!