fbpx

QUICKEN | Nutrición Deportiva de Inicio a Fin

QUICKEN | Expertos en Nutrición

  1. Seguimiento de calorías y / o macros: Este es tal vez el punto más importante; para poder reducir calorías debes saber cuántas calorías estás consumiendo actualmente y cuál sería tu ingesta ideal. La única forma confiable de hacerlo es anotar lo que come cada día (así como la cantidad que come) y calcular la cantidad total de calorías; puedes ayudarte de cualquier app de rastreo o conteo de calorías. Una vez sepas cuántas calorías estás consumiendo deberás calcular cuántas son las ideales para ti; para saber cómo calcular el ideal de las calorías para ti puedes revisar nuestro articulo Cuidar Los Macros y Las Calorías Para Perder Grasa. Una vez sepas cuántas calorías menos debes consumir podrás empezar a hacer pequeños cambios a tus comidas.

 

  1. Eliminar las bebidas que contienen calorías: Las calorías líquidas o presentes en las bebidas son uno de los factores que no se encuentran en el radar para la pérdida de grasa estancada y el aumento de peso inesperado, pero seguramente cuando estabas contando tus calorías actuales en el punto anterior te diste cuenta de que tu porción promedio de 16 oz de refresco contiene más de 200 calorías y 44 gramos de azúcar. Por eso si lo que buscas es perder peso, debes limitar el consumo de líquidos que contienen calorías. Esto incluye todo tipo de refrescos regulares, batidos de frutas, jugos y alcohol. Cuando estás en pérdida de peso debes concentrarte en los alimentos que transmiten un alto grado de saciedad, y las calorías líquidas claramente no encajan bajo ese paraguas ya que su índice de saciedad es bajo y tiene demasiadas calorías.
  2. Cocina para ti: Entendemos que el tiempo de todos es limitado, y encontrar tiempo para preparar, cocinar y comer todas las comidas puede llevar mucho tiempo, Pero si en serio deseas reducir las calorías y perder peso rápidamente, debes cocinar la mayor cantidad de alimentos posibles. Al cocinar tu propia comida, sabes exactamente lo que incluyen todas sus comidas, y tendrás una aproximación mucho más cercana en cuanto a la cantidad real de calorías que contiene cada comida.
  3. Beber agua antes de comer: Beber agua antes de una comida puede ayudar a reducir la cantidad de las porciones que se consumen en las diferentes comidas diarias. La razón de esto es que al beber cantidades comparables de agua antes de comer (1-2 vasos) ayuda a estirar el estómago, lo que le indica al cerebro saciedad, ayudando así a comer antes de y es menos probable que coma en exceso.
  4. Dejar de lado salsas y aderezos: Muchas salsas y aderezos que se encuentran en el mercado o que los restaurantes aman usar están cargados de calorías, principalmente de una combinación de azúcar y grasa. Uno de los consejos más importantes que puede tener en cuenta es que al cocinar no agregues salas y aderezos, opta mejor por condimentos de origen natural, o al salir a cenar pide siempre salsas y aderezos al lado. 
  5. Opta por al horno / a la parrilla en vez de frito: Aunque freír los alimentos los hace muy sabrosos, también los hace muy calóricos. El apanado no es más que carbohidratos altamente refinados (es decir, harina blanca) sumergidos en un baño de aceite caliente (grasa). Por esto es mejor cocinar los alimentos al horno, al vapor o a la parrilla en vez de freírlos; y si los deseas saltear mejor que lo hagas con aceites como el de coco o el de oliva y con la cantidad justa.
  6. Consume vegetales sin almidón: Las verduras no ricas en almidón (no solo son ricas en micronutrientes los cuales son necesarias para un rendimiento óptimo en el gimnasio, también son bajas en calorías, altas en fibra y muy abundantes. Para reducir las calorías que ingieres puedes llenar la mitad de tu plato con verduras sin almidón y la mitad restante se puede llenar con una cantidad igual de proteínas y carbohidratos con almidón.
  7. Haz cambios saludables: Puedes preparar algunas sustituciones de tus platos favoritos, pero altamente calóricos que sean igualmente deliciosos y bajos en calorías. Por ejemplo, en vez de usar masa de harina para pizza, puedes usar una masa de coliflor o un pan plano bajo en calorías en la parrilla, en vez de pasta de harina blanca normal, considera usar espagueti de calabacín o calabaza, y, en vez de pan para tu sándwich, puedes usar lechuga o rodajas de berenjena a la parrilla. Estas sustituciones bajas en calorías reemplazan los alimentos con alto contenido calórico y bajo en micronutrientes por alimentos bajo en calorías que ayudan a llenarlo.

EXTRA TIP: Puedes cambiar tus comidas principales por alimentos que te sacien y aporten bajas calorías, como por ejemplo nuestro Quicken FIT que deja sensación de llenura y solo aporta 120 calorías de las cuales 5gr son de proteínas, 0.2gr son de grasas y 24gr son de carbohidratos.

 

 

SUBIR
Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Hola, 👋
¿En qué podemos ayudarte?