fbpx

Súper descuentos BLACK QUICKEN hasta del 40%

QUICKEN Expertos en Nutrición

Muchos de nosotros pasamos años y años tratando de deshacernos de la grasa corporal extra con poco o ningún éxito. Pasamos por el yo-yo y montamos la montaña rusa de la dieta, con demasiados altibajos en el camino. Atacamos nuestra grasa cuando la motivación es alta, pero aún nos desmoronamos al ver galletas. Desafortunadamente, este progreso frustrado da como resultado muchas resoluciones de Año Nuevo sin terminar y clientes de gimnasio insatisfechos. La pérdida de grasa podría ser el objetivo de acondicionamiento físico más común, pero definitivamente no es una tarea fácil de lograr. Si has estado jugando la pelea para quemar grasa durante mucho tiempo y aún no has ganado una ronda, probablemente sea porque estás cometiendo uno o más de los errores a continuación. ¡Te ayudaremos a evitar estos errores comunes de pérdida de grasa para que puedas volver al juego!

  1. Comes demasiado: Sé que esto parece un error obvio, pero muchas personas realmente no saben cuántas calorías realmente están comiendo. Por ejemplo, pedir una ensalada puede parecer una opción saludable, pero podrías obtener una comida de 600 calorías sin siquiera darte cuenta. Las salsas, el aderezo y los aceites tienen calorías que probablemente ni siquiera pienses. Especialmente si no cocinas regularmente en casa, probablemente estés comiendo más calorías de las que crees. Se nos dice una y otra vez que el simple proceso de pérdida de peso es comer menos calorías de las que gastas durante el día, sin embargo, esta metodología de "calorías adentro, calorías afuera" simplifica demasiado las cosas. Hipotéticamente, este sistema funcionaría si comiera 1.500 calorías por día de pan y quemara 2.000, pero el cuerpo humano no es una calculadora. El tipo de calorías que comes importa. Una dieta solo con carbohidratos no te ayudará a alcanzar tus objetivos de pérdida de grasa. Necesitas la combinación correcta de proteínas, carbohidratos y grasas saludables para desarrollar músculo y quemar grasas. Te recomendamos leer el artículo sobre cómo Cuidar Los Macros y Las Calorías Para Perder Grasa.
  2. No comes suficiente proteína: la proteína hace más que simplemente construir y reparar el tejido muscular. Un estudio de 2003 publicado en "Journal of Nutrition" encontró que, aunque dos grupos de mujeres con sobrepeso consumieron una cantidad idéntica de calorías, el grupo cuyos miembros consumieron una dieta que incluía 128 gramos de proteína por día perdió más peso que los miembros del grupo que consumió 68 gramos de proteína. La proteína aumenta la saciedad en las comidas, lo que puede ayudarte a sentirte menos hambriento y, por lo tanto, a comer menos durante el día. Las dietas altas en proteínas también pueden tener resultados positivos en los lípidos en la sangre del cuerpo, los niveles de glucosa y las relaciones músculo-grasa.
  3. Bebes demasiado: el único líquido que tu cuerpo realmente necesita es agua. Claro que puedes tomar café, té y, a veces, leche, pero un flujo constante de bebidas azucaradas socavará la pérdida de grasa. ¡Ese café con leche que tanto te gusta puede tener fácilmente más de 300 calorías! Si estás bebiendo 300 calorías adicionales cada mañana, estás perjudicando a tu cuerpo. Perder grasa puede ser lo suficientemente difícil, así que no lo hagas más difícil. La bebida también puede hacerte perder la guerra de la pérdida de grasa. Una cerveza de vez en cuando no te hará daño, pero es imprescindible que dejes de disfrutar de los atracones de fin de semana. Las bebidas alcohólicas son generalmente altas en calorías que tu cuerpo almacena como grasa, pero igualmente importante, también perjudica su juicio. Entonces, en lugar de elegir alimentos saludables, tu cerebro de alcohol te dirá que un plato grande de nachos es la opción correcta.
  4. Piensas que los alimentos saludables no contienen calorías: no importa qué tan saludable sea un alimento en particular; Si comes demasiado, tendrás dificultades para perder grasa. Por supuesto, es importante comer alimentos integrales, pero comer en exceso la mantequilla de maní orgánica sin aditivos, sigue siendo comer en exceso. Dos ejemplos principales de alimentos saludables que contienen grandes cantidades de calorías son las nueces y las semillas. Los omegas, micronutrientes y fitógenos en estos "superalimentos" son maravillosos para tu salud, pero las calorías que transportan pueden ser excesivas. Esto no significa que debas evitarlos, sino que, cuando comas algunas almendras para picar, no comas varios puñados.
  5. No entrenas lo suficiente: los principiantes deben comenzar lentamente. Sin embargo, a medida que te acostumbras a las pesas, las máquinas y la atmósfera del gimnasio, debes esforzarte más y más. No puedes sentirte cómodo o te estancarás. No puedo decir cuántas veces he visto a mujeres hacer pesas de 5 kilos sin sudar todo el entrenamiento. Cuando les pregunto por qué no levantan más peso, generalmente responden: "No quiero volverme voluminoso". ¡Hombre o mujer, tienes que levantar objetos pesados, y la razón no tiene nada que ver con ser enorme! Si quieres saber por qué, lee nuestro articulo ¿El Levantamiento De Pesas Hace Que Las Mujeres Se Vuelvan Musculosas?.
    Si tu meta es la pérdida de grasa, debes crear una demanda de energía extrema para que tu cuerpo pueda cambiar. Levantar los mismos pesos ligeros día tras día no te ayudará a hacer esto ni a cumplir con ninguno de tus otros objetivos físicos.
  6. Estás haciendo demasiado cardio de baja intensidad: Lo sé, probablemente estés pensando para ti mismo: "¿No me acaba de decir que entrene más intensamente? ¡Ahora me está diciendo que estoy haciendo demasiado de algo agotador! ¿Qué es?" la gran idea? Bueno, cardio no es entrenamiento de resistencia. Entrena un aspecto completamente diferente del espectro de fitness. No espereS que un trabajo de dos horas en la caminadora produzca los mismos resultados que una hora intensa de levantar objetos pesados. Si deseas realizar ejercicios cardiovasculares que te ayuden, haz algunos de tus entrenamientos con ejercicios de cuerpo completo con breves períodos de descanso. Al incorporar todo tu cuerpo y acortar los períodos de descanso, desafiarás tu sistema cardiovascular y tu sistema muscular. Eso significa más por tu dinero de entrenamiento.
  7. Estás estresado: el estrés es el asesino silencioso. Cuando te estresas, tu cuerpo produce cortisol por encima y más allá de la norma. El cortisol crónicamente elevado puede ser responsable de un mayor almacenamiento de grasa corporal y otras consecuencias negativas. Incluso si tu dieta y entrenamiento son perfectos, el estrés excesivo puede evitar que logres esos objetivos de pérdida de grasa. ¡Relájate! Aunque puede ser más fácil decirlo que hacerlo, aplicar técnicas de relajación a tu día puede tener un gran impacto en tu físico y tu salud en general. Prueba yoga, toma un baño, lee un libro, mira una película o invierte en 10-15 minutos de meditación simple.
  8. No duermes lo suficiente: Al igual que el estrés, la falta de sueño eleva el cortisol, un enemigo para perder grasa. Cuando tienes poco sueño, tu sensibilidad a la insulina también disminuye. Combinados, estos problemas crean un entorno de pérdida de grasa menos que óptimo por decir lo menos.
SUBIR
CONTÁCTANOS
Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Hola, 👋
¿En qué podemos ayudarte?